Por Patricia Moreno Sánchez

La Confederación de Trabajadores de México ( CTM) en Puebla se inconformó con la compra de una clínica para sustituir a San Alejandro, pues no reúne las características necesarias para ofrecer los servicios completos que se tenían en el nosocomio dañado por el sismo.
El dirigente, Leobardo Soto, expuso que es preocupante, el anuncio del director del Instituto Mexicano del Seguro Social ( IMSS) Mikel Arreola sobre la compra de un inmueble a la empresa CIMA para trasladar los servicios que se ofrecían en el Hospital General No. 36 del IMSS, afectado tras el sismo del 19 de septiembre..
Explicó que el compromiso fue la construcción de un nuevo nosocomio con las características necesarias para brindar todos los servicios que se brindaban.
Por lo que adelantó que este miércoles, asistirá a la asamblea general del IMSS, y le extremará su preocupación al dirigente nacional de la CTM Don Carlos Aceves del Olmo para que a si vez se le planteé a la dirección del IMSS.
“Si nos preocupó, esta noticia, yo pensé que se realizaría la construcción de la dos Torres Medicas, pero esta noticia nos alarma, porque es un tema de salud”.
Agregó que estarán solicitando la información precisa, al señalar que es un tema que atañe a todos los trabajadores.
Mencionar que el Grupo Medicus, propietarios del Centro Internacional de Medicina (CIMA) vendió el inmueble que se ubica en la Reserva Territorial Atlixcáyotl, cuenta con dos edificios sin concluir.