• Como ya se está haciendo costumbre las autoridades no acudieron y los huachicoleros se encargaron de apagar el fuego y borrón y cuenta nueva.
• Pobladores manifestaron su temor de que estos delincuentes puedan ocasionar un siniestro mayor que ponga en riesgo sus vidas.

Odilón Larios Nava.- Una explosión e incendio, fueron reportados por vecinos de Santa María Nenetzintla, en el municipio de Acajete, la tarde de este miércoles, quienes precisaron que se trató de un domicilio donde se almacenaba gasolina robada a Petróleos Mexicanos (Pemex). Mostraron su molestia al sentirse indefensos pues ninguna autoridad acudió a tomar conocimiento para sancionar a los delincuentes, fueron los propios huchicoleros los que estuvieron al frente de la situación y quienes apagaron el fuego.
Como ya ha ocurrido en otras ocasiones en ese mismo municipio fueron los propios “chupaductos” los que se encargaron de apagar el incendio. Las llamas alertaron a otros miembros de la comunidad, que fueron los que avisaron a las autoridades y a los medios de comunicación porque tienen temor que una tragedia mayor pueda ocurrir y pueda dañar a sus personas, familias o patrimonio.
Pese a que la densa columna de humo pudo ser vista desde varios kilómetros a la redonda “los únicos que se acercaron eran policías municipales en una patrulla, pero los apedrearon para que se fueran, nadie más llegó”, explicó una persona que pidió la gracia del anonimato.
Una vez que los huachicoleros lograron apagar el incendio, mucha gente llegó con garrafas y bidones para llevarse el combustible. “Luego de la explosión comenzaron a regalar la gasolina”, no se explicó con qué propósito pero se presume que para comprar el silencio de los vecinos.
Los vecinos que no están relacionados con el robo de combustible a los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) han externado su temor de que las condiciones en que estos delincuentes almacenan el hidrocarburo pueda causar una tragedia que afecte a la comunidad, por lo que piden la intervención de las autoridades estatales y federales.