• El fuego calcinó dos camionetas y durante varias horas se alimentó del combustible que manaba del derrame en el poliducto.

Odilón Larios Nava.- Fuerte incendio se registró la madrugada de este viernes en un terreno de cultivo de san Simón de Bravo, en el municipio de Quecholac. El fuego consumió dos camionetas de bandas de chupaductos y se extendió hasta la toma clandestina de donde estaban sustrayendo gasolina. En el lugar se aseguraron otras dos camionetas, las cuales no fueron afectadas por el fuego.
El incendio se suscitó a la altura del kilómetro 177 de la autopista Puebla-Orizaba. La situación fue controlada por el equipo de Emergencias Puebla de Petróleos Mexicanos (Pemex) y personal de Bomberos de Tepeaca y Tecamachalco.
Fuentes extraoficiales indicaron que alrededor de las cuatro de la mañana, se suscitó un incendio. Lo que las personas reportaron de forma inicial es que dos camionetas de chupaductos estaban ardiendo en llamas.
Cuando los policías locales llegaron hasta el lugar, confirmaron el reporte pero agregaron que en el lugar también estaba incendiándose una toma clandestina con derrame. Elementos de Seguridad Física de Pemex y efectivos del Ejército Mexicano, se encargaron de acordonar el lugar en espera del resto de los servicios de emergencias.
Personal de Emergencias Puebla de Pemex, así como bomberos de Tepeaca y Tecamachalco, además de elementos de Protección Civil del Estado, llegaron al lugar y de manera coordinada comenzaron a realizar la extinción del fuego utilizando chorros de “espuma triple S”, un preparado químico especial para combatir el incendio de combustibles líquidos, en este caso era gasolina.
Luego de varias horas de combatir el fuego, alrededor de las 11:10, los equipos de emergencias que ahí laboraban pudieron controlar el fuego y sofocar las llamas por completo. Una vez que esto sucedió personal de Pemex Emergencias, procedieron a sellar la toma clandestina.
En el lugar ardieron dos camionetas, presuntamente de una banda de chupaductos, y dos vehículos no sufrieron ninguna avería. Las unidades, tanto las calcinadas como las otras dos, quedaron aseguradas.
De lo ocurrido se informó al Agente del Ministerio Público de la Federación, y las camionetas se pusieron a su disposición para que realice las investigaciones del caso. No hubo delincuentes detenidos en este caso. En el lugar se aseguraron restos de ropa quemada, pero no hay reportes de personas lesionadas.