Odilón Larios Nava.-

Completamente calcinado quedó un autobús de pasajeros la madrugada de este miércoles en la carretera Atenco-Ciudad Serdán. Los pasajeros de la unidad se alarmaron cuando el vehículo comenzó a incendiarse, aunque la unidad quedó reducida a cenizas, no hubo lesionados ni pérdidas humanas que lamentar.
Según las declaraciones del conductor del camión, cuando circulaban sobre dicho paraje que conduce San Juan Atenco a Ciudad Serdán, escuchó una explosión que provenía de la parte posterior del vehículo.
De pronto al bajar la velocidad, el motor comenzó a incendiarse por lo que se detuvo completamente y permitió que los pasajeros descendieran de inmediato para evitar alguna tragedia.
Después de despejar el lugar, el chofer pidió ayuda a sus compañeros para sofocar las llamas, sin embargo nadie contaba con extintores, por lo que no dudaron en dar aviso a las autoridades.
Hasta el lugar acudieron equipos de rescate y policía municipal, así como personal de Protección Civil de Serdán, quienes iniciaron las labores de enfriamiento y de vialidad, para evitar que el calor emanado por la chatarra del vehículo, afectara a otros que pasaban por el lugar.
Igualmente acudieron paramédicos, quienes controlaron tan solo la crisis nerviosa de los asustados tripulantes y afortunadamente no hubo víctimas humanas que lamentar.