• Con la nueva política nacional de vivienda se busca la inclusión y abatir el rezago en la materia.

Al entregar viviendas, títulos de propiedad y escrituras en el estado de Hidalgo, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró que la nueva política nacional de vivienda establece construcciones que “realmente respondieran a generarle calidad de vida a la gente, que tuvieran un espacio digno, que fuera accesible particularmente también para aquellas personas de menores ingresos, que los subsidios se enfocaran particularmente a las personas de menores ingresos, y que la vivienda estuviera cerca de donde eventualmente está su fuente de ingreso”.

“Lo que hoy estamos aquí presenciando tiene que ver con esta agenda que tiene el Gobierno de la República, y por la que ha venido trabajando y lo seguirá haciendo, que es la de la inclusión”, subrayó.

Es “asegurar que los beneficios y que los derechos que se consagran en nuestra Constitución, en nuestras leyes, realmente, estén vigentes en toda la población”, y añadió: “que no haya distingos, sino que esos beneficios, realmente se traduzcan en calidad de vida, en condiciones de bienestar para las familias mexicanas”.

El Primer Mandatario resaltó que “no es retórica, no es discurso. Hoy lo que estamos aquí atestiguando son hechos ciertos y concretos”. Dijo que “como ocurre aquí en Hidalgo, esta es una tarea que no sólo está dedicada a un estado, es una tarea y es una política de orden nacional. Como lo hacemos en Hidalgo, lo estamos haciendo en todo el país”.

Apuntó que la nueva política de vivienda tiene que ver con derechos fundamentales como el acceso de la población a la vivienda, y el apoyar de manera importante la regularización de la tierra para darle certidumbre a la gente de su propiedad.

Aseveró que es diferente de la que había en el pasado porque por muchos años se edificaron viviendas con características no propias y no dignas para las familias beneficiadas con una sola recámara. También miles de casas se edificaron y ahora están abandonadas “porque a la gente le resulta mucho más caro tener que trasladarse de donde eventualmente recibió una vivienda a donde está su trabajo”.

Explicó que la gente dejó de pagar esos créditos, “porque cómo pagar el crédito de una vivienda que está abandonada, lejos y a una distancia mayor de donde están trabajando.

El Titular del Ejecutivo Federal resaltó que “así de absurdo era lo que estaba ocurriendo, por eso decidimos hacer un cambio en la política nacional de vivienda, unificar los esfuerzos”. Indicó que ese fue el primer mandato: establecer criterios uniformes para todas las dependencias del Gobierno de la República que apoyan la vivienda como son el INFONAVIT, FOVISSSTE, la Banca de Desarrollo del Estado, y el programa de SEDATU o de CONAVI.

El Presidente Peña Nieto destacó que en su Administración se han construido un millón 100 mil viviendas bajo estos nuevos criterios. Añadió que se han entregado más de 2.3 millones de apoyos, “particularmente créditos, para comprar una vivienda nueva o usada, o mejorar la existente. 2.3 millones de créditos es lo que se ha entregado en beneficio de igual número de familias para que puedan contar con vivienda digna”.

Enfatizó: “estamos intensificando nuestro esfuerzo para asegurar particularmente que aquellas familias de menores ingresos puedan acceder a créditos preferenciales para poder contar con vivienda digna”.