• Tuvo que ser trasladado a un hospital de la ciudad de Puebla, para recibir atención por las quemaduras que sufrió en un 50 por ciento de su superficie corporal.

Odilón Larios Nava.- Un pintor de 31 años de edad, sufrió una descarga eléctrica que le provocó al menos 50 por ciento de la superficie corporal que ameritó su traslado al Hospital General del Norte, en la ciudad de Puebla.
Tras la electrocución que sufrió, el hombre había sido llevado a la clínica 88 del IMSS en El Seco, en el municipio de Soltepec, donde galenos determinaron la gravedad de las quemaduras de David Hernández Ventura y lo reubicaron en un hospital especializado.
Es así como el lesionado llegó a la ciudad de Puebla, donde tocaron las puertas del hospital General del Sur, después del Universitario, pero como no cuentan con área de quemados no les fue recibido el paciente. Finalmente llegó al Hospital General del Norte, donde previa intervención de una regidora de Soltepec en diálogo directo con el director del nosocomio, finalmente ordenaron que el hombre fuera atendido.
Respecto a los hechos, el pasado sábado alrededor de las 14:30 horas, en el domicilio ubicado en la calle 5 de Mayo en Soltepec, la víctima se encontraba pintando la fachada de su casa, cuando de forma accidental con un rodillo tocó los cables de alta tensión.
Inmediatamente después quedó inconsciente por lo que sus familiares indicaron que al escuchar el golpazo del sonido de la electricidad y el corto que siguió después, salieron y pidieron ayuda.
A bordo de una patrulla de Soltepec, David fue llevado hasta la clínica 88 de El Seco, allí los médicos le brindaron los primeros auxilios, pero el equipo con el que cuenta la mencionada clínica es muy precario y no cuenta con área de atención a quemados.
Es por ello que los familiares tuvieron que aceptar causar alta voluntaria en dicha clínica, después llamaron a la ambulancia de Cruz Ámbar Acatzingo, la más cercana, para que los apoyara con un traslado a Puebla capital.

Hasta el cierre de esta edición el estado de salud de David es considerado como delicado, pero trascendió que el domingo al mediodía fue intervenido quirúrgicamente.
Horas después el afectado señaló que sólo recuerda haber estado pintando y tocar los cables de alta tensión.