Odilón Larios Nava.-

Con un escopetazo en el pecho fue asesinado un en Tecamachalco, se mencionó que momentos antes había sido visto ingiriendo bebidas embriagantes con otros sujetos, se presume que alguno de ellos le arrebató la vida, aunque se desconoce la mecánica y el móvil de los hechos.
El hallazgo del cadáver lo realizaron los habitantes de San Baltazar, fue alrededor de las nueve de la mañana cuando dieron aviso a las autoridades por medio de los números de emergencias, señalando que el cuerpo sin vida de Acadio Bello Ojeda, de 67 años de edad, se encontraba atrás de la escuela primeria de la localidad, muy cerca del jagüey.
Los vecinos comentaron a las autoridades que una noche antes habrían escuchado detonaciones de arma de fuego, pero fue hasta que amaneció que encontraron el cuerpo del hombre de 67 años de edad sin vida.
De la misma manera, los vecinos afirmaron haber visto la tarde noche del lunes a Arcadio, tomando bebidas embriagantes con otros hombres, por lo que presumen pudo ser un lío de borrachos la razón por la que lo mataron.
Al ver el cuerpo, los colonos de inmediato reconocieron que se trataba de Arcadio, el albañil. Por lo que dieron aviso a las autoridades y a sus familiares. Acudieron paramédicos del 066, y al revisar al hombre confirmaron que había muerto.
El tipo de lesiones que presentaba en el pecho, dejaban claro que había recibido un impacto con escopeta. Esta hipótesis fue reforzada por el hecho de que se encontró en el lugar una “baqueta” utilizada para preparar las municiones de la escopeta, con la que se presume el sexagenario fue asesinado.
El Agente del Ministerio Público de Tecamachalco acudió para realizar las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciar así las investigaciones de rigor, que permitan capturar al responsable del homicidio.