Por Patricia Moreno Sánchez

Como cada Viernes de Cuaresma, se desbordó la fe en el templo de Santa Mónica para venerar al Señor de las Maravillas.

Mencionar que pese a que el templo de Santa Mónica, donde se venera a esta imagen religiosa, está en reconstrucción tras la afectación que dejo el sismo del pasado 19 de septiembre, , se permito que los fieles católicos le cantarán “Las tradicionales Mañanitas” desde las 5 de la mañana con grupos de mariachis.

Rubén Bairan responsable del templo, explico que se suspendieron las misas y una celebración especial, sin embargo se permito que el paso de los devotos por orden para evitar aglomeraciones y evitar riesgos para ellos mismo.

“La gente puede pasar a venerar a la imagen, solo se suspendieron las misas y alguna celebración especial”.
Agregó que tras una inspección de los ingenieros se autorizó el ingreso de los católicos y no hay ningún riesgo “

En tanto que los católicos llegaron desde diversos puntos de la ciudad y del estado para venerar la imagen del Señor de las Maravillas. Comentario que le agradecen su misericordia y diversos favores recibidos.
“Para mí es muy importante venir a ver al Señor de las Maravillas, es la imagen que representa a nuestro Padre en su Pasión, por ello lo acompañamos. Yo le agradezco a mi padre que cuide a mi familia”
Comentó la señora Margarita Galicia, quien añadió que ella vivía en una casona que se ubica atrás del templo de Santa Mónica, y ahora pese a que vive en Amozoc viene cada año.
El Señor Roberto Juárez, llegó a visitar al Señor de las Maravillas desde las 5 de la Mañana, con su familia desde Tepeaca.
“Nosotros venimos a honrar al Señor de las Maravillas, y le tenemos mucha fe y él nos cuida”.

Doña Micaela, no comentó que desde hace 7 años que visita al Señor de las Maravillas en su festividad, para agradecerle un favor.
“Yo le pedí por mis hijos que se fueron al otro lado y le pido a mi Dios que los cuide todos los días, ya tienen trabajo, y les va regular pero lo importante que los cuide”.
En tanto que la señora Imelda, con lágrimas en los ojos nos confió que le pide al Señor de las Maravillas por su hijo que está enfermo y está en tratamiento de diálisis y espera que recupere la salud.
“Yo le pido a mi padre, el Señor de las Maravillas que le mande la salud a mi hijo, gracias a él aun lo tengo conmigo”.
Mencionar que. como cada año algunas personas; para agradecer un milagro o cumplir una manda distribuyeron alimentos gratuitos. La señora Mary regalo 600 tortas preparada de jamón y queso.
“Yo sólo tengo que agradecerle al Señor de las Maravillas que estoy viva, que todos los días despierto” afirmó Mary, quien no dejaba de preparar los alimentos para repartir entre los visitantes al templo. En tanto que la señora Marta regalo pan de dulce con champurrado.