• El saldo fue de un muerto, cuatro detenidos, tres vehículos asegurados y siete armas decomisadas.

Odilón Larios Nava. – Un muerto, cuatro detenidos, siete armas y tres vehículos asegurados, fue el saldo que dejó una tremenda balacera en una de las calles más transitadas del Centro Histórico de Puebla. El enfrentamiento a balazos entre dos grupos antagónicos de probables narcovendedores no ocurrió por la noche o madrugada, sino a la hora pico, a las 12:00 horas de este lunes, lo cual causó conmoción entre transeúntes, automovilistas y comerciantes de la zona.
Los hechos ocurrieron en la 12 Poniente entre la 5 de Mayo y la 3 Norte, concretamente en la vecindad donde hay un negocio de chatarra, es decir en el número 110. Fue precisamente al filo de las 12:00 horas cuando se desató la balacera.
Las versiones de los vecinos indicaron que hasta el lugar arribaron sujetos – sicarios – armados a bordo de varios vehículos y de inmediato abrieron fuego contra algunas personas que se presume eran sus objetivos.
En ese momento comenzó un intercambio de disparos que hizo que los peatones que pasaban por el lugar huyeran y que los comerciantes se escondieran.
Según indicaron algunos de los testigos y comerciantes del lugar, fueron más de 30 disparos los que alcanzaron a percibir. Se percataron que los participantes en estos hechos se disparaban con pistolas, pero de pronto uno de los hombres que estaba a mitad de la calle sacó un arma larga y automática y con ella empezó a disparar en ráfaga.
Los hombres que participaron en el enfrentamiento a balazos escaparon, algunos de ellos a pie y otros en vehículos. La policía estaba muy cerca del lugar y por ello de inmediato se implementó un operativo por parte de uniformados del Sector 5 y del Sector 4 de la Policía Municipal quienes lograron capturar a seis de los delincuentes que participaron en el enfrentamiento, entre ellos un menor de edad. Algunos de los detenidos cuentan con antecedentes penales por el delito de robo y homicidio.
En el sitio quedó lesionado Lucio Palma Santos, de 40 años, fue atendido por paramédicos de Protección Civil Municipal, Cruz Roja y SUMA y llevado muy grave al Hospital de Traumatología y Ortopedia del Sector Salud, pero en el trayecto pereció. El hombre vivía en el 110 de la 12 Poniente, lugar en donde ocurrió el enfrentamiento.
Según fuentes extraoficiales al occiso le apodaban el “Lucky” y se desempeñaba como viene-viene, aunque fuentes policiales lo vinculan con la venta de narcóticos en el Centro de la ciudad. De acuerdo con las mismas fuentes los sicarios iban por otro hombre apodado “El Muletas”.
En el exterior del número 110 de la 12 Poniente las autoridades embalaron más de 15 casquillos percutidos de diversos calibres. También arribó un equipo de peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) para hacer la recolección de indicios.
La Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) informó que los detenidos son: Javier “N.” de 45 años, Ismael “N.” de 34 años de edad, Sergio “N.” y Roberto “N.”, ambos de 28 años, José Rubén “N.” de 25 años y un joven de 16 años.
Y se aseguraron: siete armas de fuego, 25 municiones de diversos calibres y un teléfono celular. Así como tres vehículos en los que escapaban algunos de los delincuentes: un vehículo Volkswagen, Jetta, color rojo y con placas de circulación del estado de Tlaxcala; un Nissan, Tiida, color gris y con placas de circulación del Estado de Puebla; y un Volkswagen, Jetta, color azul y con metálicas de circulación de la misma entidad federativa.
La dependencia también informó sobre los antecedentes de los maleantes: Sergio “N.” estuvo preso en enero de 2017 y tiene registros penales por robo; Ismael “N.” cuenta con registros por robo a casa habitación y Javier “N.” presenta un historial por robo a comercio.
A los detenidos se les vincula con una red de narcomenudeo que opera en el Centro de la ciudad de Puebla y también se les vincula con diversos robos a comercio y con el delito de homicidio.
Las investigaciones del caso corren a cargo de la Fiscalía General del Estado (FGE). Hasta el cierre de esta edición se desconocía si hubo otros objetos asegurados en el inmueble donde se dieron estos hechos violentos.