• Los propios familiares lo sacaron de la cisterna pero el niño ya estaba muerta.

Odilón Larios Nava.- Ahogado en una cisterna terminó un niño de dos años de edad, en la junta auxiliar de La Resurrección. Sus propios familiares lo sacaron del agua pero ya estaba muerto.
Los hechos ocurrieron este lunes minutos antes de las cuatro de la tarde en un domicilio de la calle 24 de Febrero esquina con Adolfo López Mateos.
Técnicos en urgencias médicas acudieron hasta el domicilio y revisaron al niño, descubrieron que no había nada que hacer, el pequeño no presentaba signos vitales. Por lo que policías municipales del Sector 1 acudieron para asegurar el lugar.
Después de lo anterior tocó el turno a los Agentes Estatales de Investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE), el efectuar las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciar las investigaciones del caso.