• Las personas pretendían linchar a un delincuente que golpeó a una mujer embarazada.

Odilón Larios Nava. – La agresión por parte de un probable delincuente a una mujer embarazada en Quecholac, provocó que estallara la violencia en la presidencia municipal en donde un grupo de cerca de 300 personas clamaban linchar al agresor.
Durante estos hechos que ocurrieron alrededor de las 23:00 horas del sábado, la turba además de golpear salvajemente al presunto agresor, también quemaron una patrulla, vandalizaron las instalaciones municipales y tras saquearlas les prendieron fuego. Tampoco se salvó una ambulancia de Cruz roja Quecholac a la cual le rompieron los cristales a pedradas.
De acuerdo con fuentes extraoficiales hay dos versiones sobre lo que desató esta violencia en Quecholac: la primera de estas versiones señala que el detenido ingresó a robar a un domicilio particular donde golpeó a una mujer; la segunda versión señala que en realidad fue un problema intrafamiliar pues la mujer golpeada es expareja del agresor.
Policías municipales de Quecholac detuvieron a este agresor y lo llevaron a la comandancia de Quecholac, pero los vecinos y otros pobladores al saber del caso comenzaron a reunirse y llegaron frente a la presidencia para exigir que les entregaran al detenido para que lo lincharan.
Como la policía no accedió, entonces la gente comenzó a ponerse violenta, lograron golpear al detenido de nombre Christian Jonathan “N” y agredir a la policía. Como los uniformados pudieron sacar al detenido y llevarlo ante las autoridades ministeriales, la gente enardeció.
En ese momento comenzaron quemando una patrulla tipo camioneta pick up, vandalizaron una ambulancia de Cruz Roja, saquearon la presidencia y el C2, después les prendieron fuego a las instalaciones.
Las cosas volvieron a la calma alrededor de las 03:00 horas de este domingo cuando la gente se retiró del lugar. Trascendió que el detenido se encuentra en poder de las autoridades ministeriales para que le finquen responsabilidades.
La gente señaló estar harta de la delincuencia, recordaron que un día antes, el viernes, habían detenido a una pareja de ladrones a los cuales sometieron y amarraron, pero entregaron pacíficamente a las autoridades. Por ello este sábado si pretendían hacer justicia por propia mano.