• Comando armado robó las armas, chalecos antibalas, radios y balas que había en el lugar.
• También sustrajeron todo el dinero del cajero ubicado a un costado de la comandancia.

Odilón Larios Nava.- Cinco maleantes fuertemente armados sorprendieron a los policías de la comandancia de Zaragoza, en donde robaron armas de fuego, radios, chalecos y municiones, posteriormente dejaron un mensaje escrito para el comandante de esa corporación, quien no se encontraba en ese momento.
Una vez que tuvieron el camino libre, los delincuentes robaron un cajero automático que se encuentra a un lado de las instalaciones de policía. Se desconoce la cantidad de efectivo que se encontraba en el cajero bancario.
Los hechos ocurrieron este miércoles alrededor de las 03:30 horas, en la comandancia municipal de Zaragoza, en la Sierra Norte. En el momento que arribó el grupo delictivo, únicamente se encontraban de guardia dos policías por lo que fueron superados en número.
De tal forma los policías fueron sometidos. Los delincuentes se llevaron al menos: cuatro escopetas calibre 12; así como una pistola tipo escuadra, calibre 9 milímetros, marca Pietro Beretta; radios de comunicación; chalecos antibalas; y 50 cartuchos calibre 38 milímetros.
Los policías municipales fueron golpeados y después abandonados amarrados. Antes de retirarse, los delincuentes dejaron un mensaje para el comandante Emiliano Vázquez Bonilla, donde lo amenazaban de muerte.
De acuerdo con fuentes extraoficiales, el mensaje que le dejaron al comandante de la municipal en Zaragoza, podría resumirse así: “que él ya sabía de qué se trataba, que sólo era una prueba de su poder – de los delincuentes – y que si un hombre no regresaba – se presume integrante de la banda – iban a regresar por la cabeza del jefe de policías”.
Luego de ello, los delincuentes salieron y robaron todo el dinero que había en el cajero automático que está a un costado de la comandancia. Después los cinco sujetos escaparon con el efectivo y con las armas que habían robado a los policías.
Los uniformados agraviados pudieron pedir auxilio hasta muchos minutos después, es por ello que no fue hasta casi las 05:00 horas, cuando el apoyo por parte de policía estatal y ministerial llegó. El Ministerio Público también debió llegar para recabar indicios e iniciar las investigaciones de rigor.