*Derrotaron en el global 3-2 al Toluca

Santos Laguna empató 1-1 con los Diablos Rojos de Toluca en el estadio Nemesio Diez y venció en el marcador global 3-2, para coronarse campeón del Torneo Clausura 2018 de la Liga MX y lograr el sexto título de su historia.
Las emociones estuvieron al rojo vivo desde los primeros instantes; ahí es cuando se hizo presente el primer festejo de la noche. El Capitán Albiverde, Carlos Izquierdoz, mandó un trazo que Julio Furch recibió a la altura de la media luna y soltó un disparo rasante que tomó a contrapié a Alfredo Talavera. El balón se coló pegado al metal derecho, aumentando la ventaja global de Santos con nueve minutos en el cronómetro.
Los Diablos necesitaban regresar a la pelea; tomaron posesión del esférico y comenzaron a generar ocasiones por la banda derecha, donde Rubens Sambueza intentó hacer valer su experiencia. Sin embargo, la próxima de peligro fue para los visitantes, que a los 33 minutos mandaron un centro que Carlos Izquierdoz cabeceó directo al larguero. Los de casa se salvaban del segundo en contra.
La respuesta tuvo que esperar a los 37 minutos. Toluca generó una opción interesante con un zurdazo de media distancia de Rubens Sambueza, pero en el fondo, Jonathan Orozco salvó a su equipo con un lance espectacular.
La figura del cancerbero lagunero se elevó una vez más antes del descanso. Antonio Ríos probó de media distancia y mandó un fogonazo que Jonathan Orozco atajó a mano cambiada.
En el complemento, el partido se tornó algo accidentado, con numerosas infracciones que bajaron los decibeles de las acciones. Por lo pronto, el tiempo se agotaba para los anfitriones, que sufrieron para gestar ocasiones de peligro, mientras que los Guerreros aprovecharon con la desesperación del equipo escarlata.
Justo cuando decidieron evitar el choque y la fricción, llegó el festejo que encendió el infierno. Era el minuto 81’; Sambueza mandó un centro desde el carril izquierdo, Toño Ríos peinó el esférico en zona de peligro y el recién ingresado, Gabriel Hauche, cerró la pinza para empujar al fondo de las redes.
El global marcaba uno de ventaja para los laguneros, el partido agonizaba y los rojos se fueron con todos sus navíos al frente. El final fue trepidante, Toluca se jugó su última carta, aunque no le alcanzó para igualar la pizarra y Santos gestó el sexto título en su historia.