• Un carro le pasó encima de su cabeza la madrugada de este domingo.

Odilón Larios Nava. – Un hombre murió la madrugada de este domingo en San Jerónimo Caleras, cuando un vehículo por aparente accidente le pasó por encima de su cabeza, ello luego de que el ahora occiso al conducir su unidad hubiera atropellado a un adolescente.
Cerca de las 03:55 horas de este domingo el conductor de un Pointer atropelló a uno de dos hermanos que se dirigían a hacer compras a una tienda OXXO. Versiones extraoficiales indicaron que el hermano que no fue atropellado fue a avisar a sus conocidos y que éstos llegaron y golpearon hasta privar de la vida al hombre que había atropellado al adolescente. Esta misma versión señalaba que también golpearon a la mujer que viajaba como copiloto en el Pointer.
Sin embargo, la necropsia arrojó que el ahora occiso que fue identificado como Carlos Mora Ortega, de 35 años, murió cuando un vehículo que se dio a la fuga – aparentemente Jetta blanco – le pasó por encima de la cabeza. Aunque no se explicó como es que Carlos terminó tendido en el asfalto para que el auto le pasara por encima. Por lo que no se descarta que haya sido agredido por los conocidos del primer atropellado, pero se descarta que la causa de muerte haya sido una golpiza, es decir su muerte es por un hecho culposo y no un homicidio calificado.
Esto ocurrió el domingo alrededor de las 03:55 horas, en el Camino Real a Tlaxcala entre las calles Romero Rubio y Corregidora, de San Jerónimo Caleras, a unas cuadras de la presidencia municipal.
Los primeros reportes señalaron que un hombre probablemente en estado de ebriedad – esto se deduce del intenso olor a alcohol que despedía su cadáver – conducía un Pointer color rojo, con placas TYN5615 del estado de Puebla, en el Camino Real a Tlaxcala. Antes de llegar a los semáforos habría atropellado a un joven de 15 años que junto con su hermano se dirigían a hacer compras a la tienda OXXO ubicada a unos metros.
El joven de 15 años quedó fracturado de la pelvis. También señalaron que la mujer que acompañaba al ahora finado fue encontrada sumamente golpeada por lo que se encuentra hospitalizada.
Paramédicos de Cruz Roja transportaron a Irwing C. H., de 15 años a un nosocomio para recibir atención de los galenos, mientras que también trasladaron a la mujer de aproximadamente 35 años, la cual presentaba múltiples golpes y fracturada la mandíbula.
Los agentes ministeriales realizaron las diligencias del levantamiento del cuerpo e iniciaron la carpeta de investigación correspondiente.