A partir de esta administración el regidor que incumpla con su labor como representante ciudadano, será sancionado pues el objetivo es que cada uno de los cabildantes cumplan con las promesas hechas a los poblanos.
Así lo advirtió el presidente de la Comisión de Vigilancia del cabildo de Puebla, Juan Carlos Espina Von Roehrich, quien agregó que con la reforma aprobada por el Congreso del estado, ahora ninguno de sus compañeros tendría la posibilidad de evadir su responsabilidad.
En entrevista, el panista explicó que ahora el nuevo reglamento interno ya prevé sanciones por faltas no justificadas, abandono de trabajo, nula participación en comisiones o falta de propuestas, y donde las sanciones van desde una amonestación, descuentos económicos o el inicio ante el Congreso del Estado para la revocación de sus cargos.
El presidente de esta comisión que vigilará el trabajo de los regidores precisó que los primeros resultados serán presentados en los primeros 100 días de la administración municipal y se basarán en reportes mensuales que hagan una evaluación exacta del desempeño de los cabildantes.
“Cualquier falta a este reglamento, establece que puede un regidor ser sujeto de responsabilidades por ausencias graves, reiteradas e injustificadas a las sesiones de cabildo así como en las comisiones”
Precisó que esta nueva ley establece la obligación de los regidores de cumplir a cabalidad con el trabajo conferido por los ciudadanos no solo en sesiones de cabildo sino en los trabajos de las comisiones respectivas.