La Unidad de Medicina Familiar en el edificio de la DASU, acerca los servicios médicos a los derechohabientes del campus más grande de la Institución
Para atender uno de los temas prioritarios en la BUAP: la salud, el Rector Alfonso Esparza Ortiz puso en marcha la Unidad de Medicina Familiar, en el nuevo edificio de la Dirección de Apoyo y Seguridad Universitaria (DASU), con el propósito de acercar servicios médicos de primer contacto a los derechohabientes en Ciudad Universitaria -el campus más grande de la Institución-, quienes se beneficiarán con consultorios de primera calidad.
En los últimos días, el Rector de la BUAP ha creado dos unidades de Medicina Familiar: una en Ciudad Universitaria y otra en el Área de la Salud, sobre la 27 Poniente, orientadas a la promoción de la salud, detección de enfermedades y atención médica de primer contacto.
Con servicios de consulta general y de Estomatología para los derechohabientes, y servicios de urgencias a estudiantes, cada una de estas unidades tendrá una planta de seis médicos, tres en turno matutino y tres en vespertino, además de enfermeras y cuatro especialistas en Estomatología, divididos en ambos turnos, en horario de 8:00 a 20:00 horas.
Al respecto, el Rector Alfonso Esparza Ortiz señaló que ambas unidades, a cargo del Hospital Universitario de Puebla, representan un esfuerzo de la institución en beneficio de los derechohabientes, para descentralizar los servicios médicos, a la par de agilizar las consultas.
La Unidad de Medicina Familiar en Ciudad Universitaria está ubicada en la planta baja del nuevo edificio de la DASU, una construcción de tres niveles. En ésta se encuentran tres consultorios tipo II de Medicina General y uno de Odontología; además cubículo para trabajo social, oficina para el director médico, sala de urgencias con área de shock y cuarto para Sistema de Información Universitaria y de máquinas, entre otros espacios.
Asimismo, en los consultorios de Estomatología se habilitaron instalaciones especiales de aire, succión húmeda y agua, tal como lo señalan las normas en este rubro.
“Este tipo de clínicas beneficiará a los trabajadores para tener una consulta más rápida y no saturar el rubro de especialidades. Su objetivo es realizar un diagnóstico y canalizar al paciente, si es necesario, a otra área médica”, refirió Esparza Ortiz.
Agregó que la Unidad de Medicina Familiar es un nuevo modelo de atención médica en la Institución, enfocado a agilizar las consultas, mejorar la atención y prevenir enfermedades. Desde el inicio de su gestión, afirmó, una de las prioridades ha sido dotar a los universitarios de espacios de calidad.