El secretario general del Ayuntamiento de Puebla, Mario Riestra Piña, descartó crisis política en el Cabildo poblano una vez que el presidente municipal Antonio Gali Fayad solicite licencia para participar en la contienda de 2016, afirmó que el edil les hizo un llamado desde el primer día de la administración, para no distraerse de sus funciones y trabajar apegados a la legalidad.
Riestra Piña sostuvo que primero se deben esperar los tiempos electorales y, en caso de que Antonio Gali llegara a separarse del cargo, los secretarios y los directores del municipio deben entregar cuentas claras a los ciudadanos.
“Yo creo que el Cabildo ha dado muestras de anteponer en todas las circunstancias la gobernabilidad de la ciudad, el acuerdo político por encima de cualquier calentura o interés electoral, eso hay que reconocerlo todos los partidos, los regidores nos han refrendado con sus hechos, que el Cabildo no va a ser mal utilizado para fines distintos”.
También destacó que la capital en el estado es que el mayor fortaleza institucional tiene, pues los organismos públicos tienen juntas de gobierno, los regidores tienen comisiones donde auditan y piden cuentas a las funcionarios, es decir, la administración está en constante supervisión por los ciudadanos.
“Tenemos una institución fuerte y preparada porque ellas nos permiten garantizar un adecuado tránsito. Debe haber una entrega-recepción que abarque la totalidad de la administración aun cuando en todas o en ninguna permanezcan los secretarios en su cargo: esto debe llevarse a cabo para que se reseñe los recursos humanos, materiales, asuntos pendientes eso es básicamente”.
Agregó que en su calidad de panista apoya al presidente en sus intenciones, pero también mencionó que esperarán la coyuntura política, en tanto, señaló, Gali les ha pedido seguir trabajando apegados a la ley.
“Nos ha pedido cumplir las responsabilidades como servidores públicos, ser cuidadosos en el manejo de los recursos públicos. Desde el primer día de la gestión nos ha exigido dejar a un lado cualquier tipo de consideración partidista y hoy no debe ser distinto”.