PROSPERA Programa de Inclusión Social cumple con el reto establecido por la FAO Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, de reducir la pobreza que está presente en todo el mundo, afirmó la delegada estatal, Graciela Juárez García, quien resaltó que en México esta dependencia del Gobierno de la República, que a través de la Cruzada nacional Contra el Hambre está atendiendo a 513 mil familias poblanas, es reconocida por este este organismo internacional.
Este año con el lema “Protección social y agricultura para romper el ciclo de la pobreza”, el organismo internacional está festejando el Día Mundial de la Alimentación, y las familias PROSPERA, explicó la funcionaria federal, están no sólo recibiendo apoyo alimentario en especie o monetario, sino que también se les está ayudando a que produzcan sus propios alimentos a través de los huertos de traspatio, que está entregando la SAGARPA
“Utilizando un pequeño espacio en sus hogares, las titulares están cultivando verduras y hortalizas sobre todo para el autoconsumo. Sin embargo, hay familias que han logrado producir más de lo que requieren y están realizando intercambios con otras titulares y hasta están pensando en poner alguna verdulería”, agregó.
Invitada por la SAGARPA al festejo del “Día Mundial de la Alimentación”, la Delegada estatal, resaltó que este esfuerzo es reconocido por la FAO, que en el informe que presentó sobre El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación, en el que analiza los diversos programas de transferencia de ingresos que están desarrollando diversos países en el mundo, se destaca el que realiza el Gobierno mexicano a través de PROSPERA, Programa de Inclusión Social.
Habló de lo señalado por el Representante en México de la FAO, Agustín Soto Baquero, quien comentó que en esta evaluación el organismo internacional resaltó que a través del Programa, en México se está reduciendo la pobreza, pero sobre todo, se está mejorando sustancialmente el estado nutricional de los miembros de cada una de las familias beneficiarias, que tienen asegurado su abasto alimentario.
Coincidió con el funcionario internacional en la importancia de que los programas de protección social, que tienen un enfoque de derecho y de género, sean vistos como instrumentos de desarrollo y no de asistencia, porque son los que permiten que haya un mayor desarrollo.
Finalizó que el realizar eventos como el que llevó a cabo la SAGARPA, para propiciar el análisis y la reflexión en torno a la alimentación sustentable en el estado, “es importante para que todos en el ámbito de nuestra competencia, pongamos nuestro granito de arena, México se siga moviendo, y de una vez por todas se rompa el ciclo generacional de pobreza”.