Pese a la violencia en Michoacán, no existe riesgo de un éxodo de sacerdotes en la diócesis de ese Estado, afirmó el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) monseñor Eugenio Lira Rugarcía, al visitar Puebla con motivo de la celebración del Sínodo.
Aseguró que todo sacerdote y religiosas están comprometidos con la Palabra de Dios y abundó que más alá de alegarse, se mantienen cerca de sus de feligreses.
Recordó que el obispo de Apatzingán, renunció a su cargo debido a la establecida para retirarse pero no por los hechos de violencia .
Hizo una oración para que la violencia que se registra en algunos estados no se extienda en el país.
Poco antes, durante el segundo día de actividades del Sínodo Diocesano monseñor Eugenio Lira Obispo auxiliar de Puebla declaró que en este Sínodo Diocesano no se abordará el tema de la violencia.
Esto en la primera rueda de prensa para dar a conocer los resultados del primer día de trabajo.

Lira Rugarcía explicó que la iglesia se ha expresado en varias ocasiones en contra de la violencia, que es un mal que aqueja al estado, es un fenómeno a nivel nacional.

En esto coincidieron los obispos auxiliares Felipe Pozos Lorenzini y Tomás López Durán quienes comentaron que este Sínodo Diocesano se enfocará a trabajar en la animación bíblica, la catequesis y la predicación.

En más sobre el Sínodo Monseñor Eugenio Lira comentó que el uso de las redes sociales pueden ser un buen instrumento para comunicar “La Palabra de Dios” no obstante descartó que se toque el tema en esta reunión.

Este miércoles continuarán los trabajos del Sínodo en la Capilla de a Diario del Santuario Guadalupano en el Seminario Palafoxiano, donde participan 200 personas, 7 obispos, 97 sacerdotes, 40 religiosas, 44 laicos y 12 observadores.