Por Ana Ruiz / Puebla
El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Puebla, Alberto Ramírez y Ramírez, señaló que los agremiados también son víctimas de la delincuencia por el robo de materiales y equipo destinado para las obras que realizan.
Indicó que si bien los montos de pérdidas son bajos, pues van desde un bulto de cemento hasta revolvedoras, sí representan afectaciones a los industriales; motivo por el cual se recurrió a la firma de convenio con la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) para la colocación de botones de alertamiento.
En el evento, donde participó el director del Centro de Respuesta Inmediata (CERI), Héctor Navarro Nava, el líder constructor en el estado reconoció que la contratación de veladores en las obras son acciones insuficientes para contener los atracos de los que son víctimas.
Por ello, con la firma de convenio, se espera que los empresarios apuesten por la compra de los botones, cuyo costo es de apenas 300 pesos, y que significará un ahorro en relación a la pérdidas que registran.
“Si una obra tiene el escudo de alertamiento temprano, pensamos que los delincuentes la pensarán dos veces antes de delinquir. Además entre más núcleos y grupos se vayan integrando al programa, mayor alcance tendrá”, expresó Alberto Ramírez.
Apuntó que son 170 los agremiados a la cámara quienes tendrán la posibilidad de adquirir el  botón.
Hasta este momento son cinco los que han manifestado un mayor interés por hacer la inversión.
En tanto, el director del CERI dijo que con los convenios que se han celebrado con cámaras y organismos empresariales ya están funcionando 50 botones y una suma similar están puestos a prueba. Al cierre del año se espera la cobertura de al menos 400 negocios