Por: Carlos Linares Mendoza
QUIEN da dé que hablar es el cantante británico Robbie Williams al caerse del escenario del “Metro Radio Arena de Newcastle”, en Inglaterra, y lastimando a una fan de 52 años.
El intérprete de “Angels” cayó mientras caminaba por una pasarela, donde perdió el equilibrio y casotó sobre una barrera en la que estaba recargada la señora Margaret Nash, sufriendo una fractura en el brazo.
Se sabe que Katie, la hija de Margaret Nash, le mandó un mensaje por Twitter a Robbie donde se quejó del accidente: “Caíste encima de mi madre y ha estado en el hospital con un brazo roto. Nunca llegó a decir, lo siento”.
Sobre esto, el manager del cantante, explicó que ellos se enteraron más tarde de la fractura de la señora y que ya se habían comunicado con ella tras este accidente.