• Fue llevado a la Ciudad de México vía aérea, en el Centro de Mando le rindieron un mensaje póstumo.

Odilón Larios Nava.- Fue despedido con honores en la Ciudad de México, el elemento de la Policía Federal de la División Gendarmería que perdió la vida el pasado jueves como cuando escoltaba en su motocicleta al Rino de la Policía Estatal por la autopista, se dirigían a Cuapiaxtla de Madero para participar en el operativo contra una peligrosa banda de secuestradores y huachicoleros.
Este uniformado fue la cuarta víctima mortal del pasado jueves, cuando fueron ultimados los tres agentes de la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (FISDAI). Sufrió un accidente vial cuando abría paso al Rino de la Policía Estatal en la autopista Puebla-Córdoba a la altura del kilómetro 150.
El gendarme iba en una motocicleta tipo Spider, con número económico 17504, perteneciente a la División de Gendarmería, con ese vehículo escoltaba a elementos de la Policía Estatal. Al llegar a la zona de reparación se encontró con los cierres y tuvo que frenar.
La camioneta tipo panel blindada, marca Goldman Defender, con placas de circulación SM-43-160 del estado de Puebla y número económico PE-364, de la Policía Estatal, más conocida como El Rino, se impactó en la parte de atrás de la motocicleta y ambos vehículos se incendiaron.
En estos hechos el gendarme de nombre Juan Carlos Castillo Rojas, de 32 años de edad, perdió la vida casi al instante. Fueron agentes de la Policía Federal los que efectuaron el levantamiento del cadáver.
El cuerpo del agente de la Gendarmería fue trasladado a las 14:10 horas a la Ciudad de México a bordo de un helicóptero de la Policía Federal tipo BlabcHawk, con matrícula PF-