*Castillo impulsó tres carreras

Un racimo de cinco carreras en el noveno rollo, permitió que los Rieleros de Aguascalientes se quedaran con el triunfo por pizarra de 8-6, sobre los Pericos de Puebla en el tercer juego de la serie.
Rieleros anotó en par de ocasiones en el primer rollo, la primera fue fabricada por Jesse Castillo al sacar hit al central, la otra carrera la anotó Domingo Castro al aprovechar una rola de doble play de Willis Otáñez.
Para la segunda tanda, Carlos Orrantia se encargó de colocar la pizarra 3-0 con imparable al central, sin embargo Pericos se metió a la pizarra en la parte baja, con rodado productor a las paradas cortas de Fernando Alejos. En el cuarto inning los locales apretaron el juego a una carrera con doblete productor al izquierdo de Jonathan Del Campo.
La balanza se inclinó a favor de los verdes en séptimo inning; con dos tercios fuera, corredores en las esquinas, y Rafael Díaz en el centro del diamante, Alberto Carreón sacó imparable al derecho para empatar el juego, posteriormente apareció Ángel Berroa para romper el empate, al sacar triple al prado derecho, con esto entraron par de carreras.
En la novena tanda, Aguascalientes vino de atrás para darle la voltereta a la pizarra, ante los disparos de Pedro Rodríguez; con casa llena, sin out, Carlos Peñuelas elevó de sacrificio para la cuarta carrera de los visitantes, posteriormente, con dos outs, Carlos Orrantia logró sacar imparable al derecho, para emparejar el juego; el encargado de darle la ventaja a los hidrocálidos fue Leo Arauz con imparable al derecho, finalmente Jesse Castillo impulsó dos más con sencillo al izquierdo.
Pericos aun amenazó en la parte baja del último episodio, al tener la casa llena con un solo out, sin embargo Luis Ramírez solo permitió una carrera al concederle pasaporte a Luis Mauricio Suárez.
La victoria se la llevó Remberto Romo en labor de relevo, mientras que el derrotado fue Pedro Rodríguez, el rescate se lo apuntó Luis Ramírez
Destacar la visita en el Parque Hermanos Serdán de un grupo de niños, pacientes del CAPASITS, del Hospital General del Sur, alrededor de 15 pequeños, pudieron convivir con los peloteros de los Pericos de Puebla antes del juego, además de poder disfrutar del juego de pelota.