Marco Fierro

 

El Director de Protección Civil Municipal, Gustavo Ariza Salvatori, admitió que tendrá que hacer un nuevo estudio en las calles 20 y 22 poniente, luego de que el gobierno del Estado pretende cambiar el derrotero del transporte público a esas calles.

 

El funcionario dijo que es necesario verificar el estado de los inmuebles no solo de mencionadas calles, sino también de la 4, 9 y 7 norte, así como descartar riesgos a la población.

 

Detalló que el estudio deberá ser similar al que hicieron después de los daños ocasionados por el sismo del 2017, pues es necesario descarta cualquier tipo de afectación a los casonas.

 

Aceptó que en los estudios realizados tras el sismo, se detectó que camiones de pasajeros de alto tonelaje, no podían circular por las avenidas más afectadas, por lo que esta misma restricción se debe aplicar en caso de un cambio de derrotero.

 

Consideró que en caso de que se analicen  que unidades del transporte pueden circular por las calles establecidas,  solo será para transporte de bajo peso, combis y vehículos ligeros.

 

“Tenemos que acostumbrarnos a que ya no van a circular camiones de gran peso por el centro histórico. Las restricciones son permanentes para transporte público y turístico”, dijo.

 

Finalmente, aseguró que se hará la petición a la Secretaria de Movilidad, Gerencia del Centro y Dirección de Tránsito Municipal para que se realicen los estudios, mismos que tardarían alrededor de un mes.