Por Jesús Lemus/Puebla

El ex presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, argumentó que el Congreso local y la Auditoría Superior del Estado (ASE), han cometido un total de 25 violaciones a la Ley de Fiscalización y Rendición para no aclarar las supuestas anomalías que cometió en su ejercicio fiscal 2013, equivalentes a un poco más de 400 millones de pesos.
Así lo mencionó a través de un comunicado de prensa, donde informó que no acudió a la audiencia solicitada por la Auditoría Superior del Estado para aclarar algunas dudas sobre su cuenta pública.
Argumentó que está referida audiencia, es “ilegal y tramposa”, ya que esta institución solo busca “disfrazar su incompetencia”, respecto a porque no ha concretado la revisión de los recursos públicos que ejerció como presidente municipal en 2013.
Destacó que en su momento presentó 7 toneladas de documentación ante la auditoria para aclarar todo su ejercicio fiscal 2013; por lo tanto, calificó de incongruencia que se quiera una audiencia para aclarar algunas cosas.
Mencionó que ante las irregularidades del Congreso del Estado y ASE, decidió ampararse ante la justicia federal para que en los siguientes días, los diputados respondan sobre la situación de su cuenta pública.
“El Auditor Superior del Estado y los diputados, en lugar de responder, resolver y en su caso constatar la caducidad cometen otra ilegalidad, quieren poner una trampa, citando a una segunda audiencia para el día de hoy 3 de abril. Con esto, el Auditor Superior del Estado sigue violando el proceso”, refiere el documento.
Cabe señalar que el Congreso del Estado de Puebla, tiene hasta el 25 de abril para señalar si existe una sanción en contra de Rivera Pérez por las supuestas anomalías al ejercicio fiscal 2013, esto con base al propio amparo que presentó el ex presidente municipal para agilizar la revisión de su cuenta.