Por Patricia Moreno Sánchez / Puebla
Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla viajará acompañado de sus obispos auxiliares a la ciudad del Vaticano del 12 al 31 de mayo para participar en la Visita ad Limina para el Episcopado Mexicano en la cual se entrevistará con Papa Francisco, a quien le presentará un informe satisfactorio de la Arquidiócesis de Puebla, dijo que en general, en estos cinco años de han sido positivos y eso es lo que detallará al Santo Padre.
Comentó que envió al Vaticano un informe detallado de todas las actividades pastorales de la Arquidiócesis en Puebla, en todos los aspectos: de doctrina, de culto y promoción social entre otros para que su Santidad tenga un resumen por adelantado.
Monseñor acotó que también explicará de algunas preocupaciones como el caso de Chalchihuapan (Ocoyucan, Puebla) donde desde hace un año, existe una división entre dos grupos de fieles católicos y ello ha impedido en ocasiones la celebración de la santa misa. Sin embargo, aseguró que son contados los casos negativos e incluso señaló que Puebla está bien situada en número de católicos, argumentando que el INEGI, arroja cifras favorecedoras, pues se registran 88 por ciento de católicos a nivel nacional y en Puebla el número se eleva a un 92 por ciento, ya que es de la entidades federativas más católicas. 
Monseñor aseveró que los obispos mexicanos tienen tres fechas para visitar los distintos sitios romanos y reunirse con el Papa Francisco.
El jerarca católico que  viajará el próximo 23 de mayo, declaró: “ Yo me voy hasta el 23 de mayo, porque soy del tercer grupo, espero llegar el día 24, 25 es domingo y 26 iniciará el recorrido por distintos dicasterios, como: la congregación del Culto Divino, la Congregación del Clero, de la Doctrina de la Fe, los Pontificios Consejos de Cultura, de Migrantes, etc.” 
Lo anterior de acuerdo a los cánones 399 y 400 del Código del Derecho Canónico y los artículos 20 y 32 de la constitución Apostólica, cada cinco años (que ahora el Papa francisco, ha dispuesto que sean cada 7 u 8 años) el obispo Diocesano visitará los sepulcros de los apóstoles y presentará al Papa un informe detallado de cómo se encuentra la iglesia en cada Arquidiócesis así mismo recibir aliento y orientación del Sumo Pontífice.
Refirió que dicha Visita ad Limina, los obispos intercambian información, consejos y sugerencias para alcanzar un mejor servicio en cada iglesia.