Por Patricia Moreno Sánchez

Desde las primeras horas del miércoles, padres de familia del Preescolar Mariano Escobedo cerraron las calles frente a la Constancia para exigir la reapertura de la institución o la reubicación de forma inmediata para evitar que sus hijos pierdan al año escolar.
Lo anterior luego de que semanas atrás, una fuerte lluvia genero la inundación del plantel con lodo, dejando inmobiliarios prácticamente inservible.
Adela Ávila presidenta del Comité de Padres de Familia, explicó que las autoridades educativas y el mismo alcalde Luis Bank llegaron a la institución y les prometieron un nuevo plantel, en la misma zona, sin embargo afirmaron que a la fecha no hay resultados.
Los padres de familia piden que mientras tanto es que se abra la escuela, y se les entregue desinfectada para que los niños puedan acudir a sus clases en el turno vespertino hasta que concluya el periodo escolar.
Agregó que quieren que les entreguen el este plantel equipada, es decir con energía eléctrica y con servicio de agua, al señalar que en la primaria que esta funcionando, los padres de familia tienen que pagar pipas de agua para el servicio del sanitario.
Indicó que además exigen con papeles por parte de la SEP que se les garantice una nueva escuela en la misma zona.
Mencionar que hasta esta institución llegó una representante de la Corde, sin embargo, los padres afirmaron que no les dio solución.
La representante de la Secretaria de Educación Pública declaró que no se abrirá el ´preescolar como lo exigen los padres de familia, al señalar que lo más importante es resguardar la seguridad de los escolares.
Agregó que se analizan los predios para la construcción de un nuevo plantel, y dijo que en caso de ser necesario se puede retrasar la conclusión del ciclo escolar en este kínder.