* Se perdería tiempo, se perdería dinero, se perderían esfuerzos, se perdería la gran oportunidad de darle al país competitividad

El candidato de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, sostuvo esta mañana en Guadalajara, Jalisco, que proponer amparos contra el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) revela la visión retrógrada y autoritaria de quien se pronuncia a favor de cancelar este proyecto.

Meade subrayó que no hay ningún elemento técnico ni jurídico que impida la continuidad de esta magna obra, la cual, dijo, representa una gran oportunidad en materia de conectividad y competitividad.

El candidato de la coalición Todos por México advirtió que cancelar el NAIM sería un atentado contra el país. Explicó que sin este proyecto, se perderían 450 mil empleos y 160 mil millones de pesos que ya se han invertido.

“Se perdería tiempo, se perdería dinero, se perderían esfuerzos, se perdería la gran oportunidad de darle al país competitividad, y se haría todo ello sin ningún elemento técnico y jurídico, solamente al amparo de una visión autoritaria y retrógrada”, manifestó Meade en declaraciones ante medios de comunicación.

Puntualizó que en esta contienda hay quien le apuesta a un futuro mejor, que propone impulsar la infraestructura que requiere nuestro país para ser un centro logístico y una potencia, mientras que hay otros que, pese a toda lógica, atentan contra la certidumbre que México debe ofrecer para generar inversión.

Al respecto, Meade aseveró que pretender que la política se interponga a la técnica e interrumpa el desarrollo del país, es una profunda irresponsabilidad.

Al participar en el vigésimo noveno Congreso Mexicano de la Industria de la Construcción (CMIC), Meade Kuribreña reiteró que ningún otro predio podría albergar la construcción de este proyecto de gran calado. “Va a ser el primer aeropuerto con tres pistas simultáneas operando fuera de los Estados Unidos”, destacó el candidato durante su ponencia en un hotel de Guadalajara.

En este sentido, afirmó que hay dos opciones para el futuro. La primera, cuya visión contempla un país con la capacidad de duplicar el número de visitantes que llegan a la zona del valle metropolitano y la segunda, cuyas propuestas nos condenan a una mala comunicación, sin que podamos darle salida a lo que el mundo y México están pidiendo.

Asimismo, dijo que se debe involucrar a diferentes observadores, y así, garantizar la transparencia en las licitaciones

Por la mañana, José Antonio Meade acudió a un encuentro con la cuarta generación de egresados de la Escuela Nacional de Cuadros del PRI. Afirmó que la elección de julio obligará a los aspirantes a un cargo de elección popular a debatir, tener ideas y defenderlas.

El candidato de la coalición Todos por México se comprometió a transformar a México con propuestas que den esperanza, unión, rumbo y certidumbre. Explicó que hará del ciudadano el eje de su campaña y de su gobierno, ya que, dijo, reconoce las desigualdades que lastiman a la población y sabe cómo darles solución.

Meade dijo que los servidores públicos se deben a la ciudadanía y se encuentran bajo el escrutinio de la ley. En este sentido, subrayó que se deben desterrar las tentaciones autoritarias, evitar experimentos fallidos y la falta de preparación. Manifestó que el país no puede quedar en manos de aquellos que no tienen ideas o no las pueden defender.

El dirigente nacional del Instituto de Formación Política Jesús Reyes Heroles, Paul Ospital Carrera, afirmó que este partido le apuesta a la formación integral de líderes para que cuenten con amplios conocimientos de la política mexicana, valores y principios.

Destacó que el Revolucionario Institucional no postula a falsos profetas, demagogos, populistas y que huyen al debate ni a aquellos que se manejan al margen de la ley a causa de sus grandes ambiciones.