• No habrá prórroga ni marcha atrás al aumento en el pasaje, sentencia el mandatario

 

Por Patricia Moreno Sánchez

 

 

A partir de mañana, las unidades del transporte público de pasajeros que no cuente con las medidas de seguridad como cámaras de video-vigilancia, botones de pánico y equipos GPS conectados al C5, serán retirados de la circulación para iniciar proceso de revocación de las concesiones, dijo tajante el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

El mandatario, en entrevista concedidas a medios locales en el Centro de Convenciones admitió que se hará una excepción para los transportistas que muestren amparos y contratos firmados con empresas proveedoras de equipos de seguridad que se colocarán en las unidades.

Calificó de obvia la respuesta sobre la posibilidad de dar marcha atrás en el aumento al precio de pasaje y externó un rotundo NO.

Reiteró que no habrá prórroga para los concesionarios que no han cumplido con la modernización del trasporte público por eso a partir de este 13 de febrero la Secretaria de Movilidad y Transporte iniciará operativos.

Las acciones por parte de la dependencia estatal será para retirar de la circulación las unidades carentes de los equipos de seguridad y no han hecho ni el intento por adquirir las cámaras o los GPS.

Paulatinamente se irán revocando las concesiones, abundó Barbosa Huerta.

“Iniciaremos los operativos el próximo jueves, se sancionará a todos los transportistas que no cumplan con la colocación de los equipos de seguridad”.

Cabe mencionar que los concesionarios se comprometieron a modernizar el transporte y colocar los equipos de seguridad en las unidades, sin embargo, se llegó la fecha del 12 de febrero y no cumplieron con el acuerdo, argumentando que no les alcanza el recurso.