Al precisar que el número de ambulantes en las calles del primer cuadro de la ciudad llegó a 2 mil 500, el presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico de Puebla, José Juan Ayala Vázquez, pidió a las autoridades municipales retirarlos de las calles, pues sus ventas han disminuido de manera considerable.
La urgencia de los comerciantes establecidos es que se acerca la temporada de Día de Muertos y el puente Guadalupe-Reyes y en lugar de observar que va a la baja el número de informales, por el contrario día con día van en aumento. Por ello lamentó que en este periodo de casi siete meses de administración, las cifras de ambulantes lejos de disminuir han aumentado.
Asimismo, solicitó al titular de la Secretaría de Gobernación, Guillermo Aréchiga Santamaría, realizar operativos para eliminar esta práctica que afecta la economía de los formales. 
El representante exigió a las autoridades municipales que antes del “buen fin” retiren al mayor número de informales para que no afecten más sus ventas, “malas en lo que va del año”, dijo. 
Consideró que los operativos para contener a los comerciantes irregulares  no han funcionado, ya que recientemente Guillermo Arechiga, titular de Gobernación local, reportó 600 informales en operación, sin embargo, los líderes aprovechan la “flexibilidad de la autoridad” para ocupar más espacios. 
“No es la percepción, es la realidad y esto lo hemos contemplado, ya lo platicamos con  las autoridades. Desafortunadamente en este nuevo gobierno se dio un importante retorno del comercio informal en el Centro Histórico, en nuestro último conteo contemplamos alrededor de 2 mil 500 informales cuando anteriormente sólo habían de mil a mil 500, dependiendo la fecha”, indicó el representante de los establecidos.
De este modo, señaló que actualmente en su calidad de representante de los comerciantes lleva a cabo reuniones con el gobierno municipal con el objetivo de fijar una solución respecto a este tema, pues dijo que actualmente existen poco más de 2 mil 500 informales y no 600 como en repetidas ocasiones lo ha asegurado Aréchiga Santamaría.