Creación de leyes que permitan inculcar desde preescolar y primaria el respeto hacia las mujeres, propuso la diputada federal suplente del Partido Acción Nacional (PAN) Genoveva Huerta Villegas, al revelar que de cada diez mujeres, seis  son objeto de algún tipo de  violencia  física,   emocional,  económica o  patrimonial.
La legisladora consideró que más allá de impartir cursos o talleres de orientación a las mujeres adultas, es esencial que en los primeros años de vida tanto de hombres como de las propias mujeres, se conozcan los derechos y también las obligaciones que tiene la población femenina en el país y específicamente en Puebla.
“Hay quienes siguen creyendo que sus parejas las celas porque las quieren. Que les llaman al celular cada rato porque están pendientes de ellas y más aún que no les dejan arreglarse porque así evitan que les falten al respeto”…abundó durante entrevista la ex directora del Instituto Poblano de las Mujeres.
Huerta Villegas adelantó que en el Congreso de la Unión ya se elabora una Ley General de Acceso a una Vida Libre de Violencia contra las Mujeres; sin embargo será necesario armonizar ésta y otras legislaturas con las normas estatales pero sobre todo que se apliquen hacia sectores como el de las trabajadoras domésticas que se mantienen como un grupo vulnerable de la sociedad, con tratos desiguales.
La suplente de la diputada federal Blanca  Jiménez, urgió llegar a los núcleos de la población más necesitados, como las juntas auxiliares, donde prevalece pobreza, marginación y rezago no tan solo hacia las mujeres, sino también a los niños y jóvenes.
Violinistas y abogada de profesión, Genoveva Huerta consideró que hay medios para recomponer el tejido social y una forma de lograrlo es la música y el arte que bien aplicado ahuyenta de vicios, adicciones y abusos, pero además previne delitos.
Dio a conocer la creación de la Asociación “Arte y Amor por México” que focaliza las juntas auxiliares para enseñanza a menores de edad a tocar algún instrumento de cuerdas, pues está científicamente comprobado que un niño que adquiere conocimientos de música pone mayor atención en la escuela y permite su desarrollo intelectual.
Admitió que la tarea no es fácil, por lo que se busca concientizar a funcionarios y empresarios para que apadrinen con un instrumento a menores de edad de juntas auxiliares que difícilmente podrían comprar un violín, por ejemplo.
Huerta Villegas aseguró que con mejores leyes y con el impulso a las artes, se alcanzarán objetivos de erradicar violencia en todos los sentidos, pero sobre todo hacia los mujeres: