* El mandatario destacó que su administración se empeñó en brindar las condiciones a través de un entorno favorable que permitieran la canalización de recursos a la economía

 

El respaldo de los empresarios para generar desarrollo y progreso es de vital importancia en los países, aseguró el presidente Enrique Peña Nieto.

 

Al participar en el Encuentro Empresarial en el marco de la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, el mandatario destacó que su administración se empeñó en brindar las condiciones a través de un entorno favorable que permitieran la canalización de recursos a la economía.

 

“Y para que esto pueda resultar en el éxito y desarrollo y generar bienestar en una sociedad, siendo ello un elemento clave en la participación del empresariado, esto tiene que ser consistente con generar un entorno que, precisamente, propicie confianza a la inversión el empresariado.

 

“Y esa fue la premisa que durante mi Administración que está próxima a concluir seguimos, el encontrar o buscar y promover un entorno favorable que proyectara a México como un destino confiable para las inversiones tanto nacionales como extranjeras”, subrayó.

 

Frente al rey de España, Felipe VI y los presidente de Guatemala, Panamá, Honduras, España y Andorra, así como la vicepresidenta de Colombia, el presidente mexicano dio a conocer qué producto de este entorno favorable que se generó en los últimos seis años se alcanzaron cifras récord en inversión, en el caso de la extranjera alcanzó los 200 mil millones de dólares, la nacional superó los 360 mil millones de dólares y a partir de la reforma en el sector energético se tienen comprometidas inversiones en los próximos años superiores a los 200 mil millones de dólares.

 

“Hemos, también, roto la cifra histórica de generación de empleos, cuatro millones de empleos. Para poner en contexto esa cifra, en nuestro país existe del orden de poco más de 20 millones de empleos formales, de empleos que tienen seguridad social; de ellos, cuatro millones se generaron en estos últimos seis años.

 

“Es decir, uno de cada cinco empleos que hay hoy en México formales se lograron generar en los últimos seis años”, explicó.

 

El presidente Peña Nieto afirmó que el reto que tiene la región de Iberoamérica es reducir la desigualdad.

 

“Hemos impulsado políticas públicas, precisamente, para cerrar brechas de desigualdad, que me parece que es el reto más importante que tenemos en la región, cómo combatir la desigualdad por encima de otras asignaturas también relevantes, como el de la seguridad pública, como combatir o fortaleza el Estado de Derecho, por encima de ello yo diría que el gran reto es cerrar las brechas de desigualdad”.