Marco Fierro

 

La presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, respaldó la estrategia fallida el gobierno federal en Culiacán, Sinaloa, al señalar que ella tomaría la misma decisión en una situación similar.

En su declaración aceptó que aunque se perdió la batalla más no la guerra,  se ponderó la vida de las personas, por lo que avaló la decisión tomada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista, Rivera Vivanco, reiteró que fue el panista Felipe Calderón quien la desató desde hace 12 años, lo que ha costado miles de vidas al pais, por ello, dijo que mencionada situación se asemeja a la guerra brutal y a la masacre en administraciones anteriores.

“Llevamos más de 12 años que se desató una guerra brutal que causó mucho daño, parte de esta guerra brutal y esta masacre tan brutal que ha vivido el país y hay cifra muy parecida al holocausto y desatada por Felipe Calderón, hizo precisamente que se optara por un cambio porque se vivía el terror en las calles, lamentamos lo que se vivió ahí”, expresó.

Para la alcaldesa, la decisión tomada por el presidente no fue unilateral, si no más bien se decidió tomando en cuenta a la población, de ahí que reconoció  la actuación de la Sedena quien estuvo a la altura de las circunstancias.

Finalmente, la edil admitió que se perdió una batalla y la estrategia de seguridad por parte del gobierno de la República fue fallida; sin embargo, resaltó que tranquila de los ciudadanos se privilegió ante todo.