• Se trata de padre e hijo, ambos de origen estadounidense, los cuales sufrieron un accidente el en glaciar el pasado sábado.
• El hijo sobrevivió y fue rescatado por la Marina este lunes; el padre murió y el cuerpo aún no ha sido descendido.

Odilón Larios Nava. – Uno de los dos alpinistas que se accidentaron a 5 mil 600 metros de altura en el Citlaltépetl o Pico de Orizaba el pasado sábado, fue rescatado con vida por la Marina Armada de México y otros cuerpos de emergencias. Desgraciadamente el padre de este hombre murió en glaciar y hasta el cierre de esta edición el mal tiempo no había permitido bajar el cadáver para que las autoridades realicen las diligencias de ley.
Se trata de dos hombres originarios de la Unión Americana, quienes son empleados de la embajada de Estados Unidos en México. Los varones son padre e hijo, de nombres Fredy Tait de 50 años y Nathan Tait.
Trascendió que Nathan había llegado de vacaciones y que por eso decidió junto con su padre ascender el pico más alto en el territorio mexicano.
Los reportes de los cuerpos de emergencias indicaron que estos dos hombres, el pasado sábado subieron al pico más alto de México por el lado de Tlachichuca. A la altura del glaciar a 5 mil 600 metros sobre el nivel del mar Nathan habría resbalado en el hielo, su padre intentó rescatarlo pero en esa acción se llevó la peor parte.
Fue hasta el domingo por la mañana cuando los alpinistas dieron la alerta vía radio y así por medio de un localizador las autoridades supieron en dónde se encontraban. Fue hasta este lunes que la Marina, el equipo de alpinistas de Tlachichuca, la Policía Federal y Protección Civil del Estado, pudieron rescatar a Nathan.
Los marinos lo descendieron a pie hasta el campamento del Citlaltépetl y ahí un helicóptero Halo de la Marina lo descendió hasta el helipuerto tradicional de Tlachichuca, en donde el hombre fue atendido por paramédicos de SUMA, luego de lo cual un helicóptero del estado de Puebla lo trasladó al Centro Médico de la Secretaría de Marina en la Ciudad de México.
Los cuerpos de rescate continuaron laborando para descender el cadáver del Fredy Tait. Hasta el cierre de esta edición las condiciones climatológicas no habían permitido hacer el descenso del cuerpo.