Odilón Larios Nava.-

Tres niños fueron rescatados por vecinos y policías estatales en el barrio La Cruz de Santo Tomás Chautla, los menores estaban dentro de su domicilio y presentaban señas claras del Síndrome del Niño Maltratado, los tres tenían hullas de golpes severos.
Se trata de niños de aproximadamente 7 años de edad, 5 años y 3 años, que respectivamente son masculino, femenino y masculino. Los tres presentan marcas de golpes en el rostro y otras partes del cuerpo.
Cabe señalar que es una vecina la que dio aviso a las autoridades a cerca de la situación de violencia que vivían los tres niños, es por ello que acudieron elementos de la policía estatal, y de esta manera los policías los tomaron bajo su cargo y los llevaron ante la Agencia del Ministerio Público Especializada en Violencia Familiar.
El padre de los niños Lino González Ortigoza, se presume es quien los golpeaba, pero él negó estos hechos y dijo desconocer quién los había golpeado, esto dentro de la averiguación previa 1866/2014 de la Agencia Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Familiar.
Hay que resaltar que los menores tenían raspones y hematomas en el rostro, incluso la niña presentaba el ojo derecho cerrado, como si hubiera recibido un golpe. El más pequeño tenía marcas de golpes en la espalda, entre algunas de las lesiones que se les detectaron en la revisión.
Los tres niños quedaron a resguardo del Ministerio Público y fueron llevados al DIF del estado mientras que se realizan las investigaciones por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ).
Al respecto el comunicado del DIF estatal señaló lo siguiente: “La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) integró la Averiguación Previa número 1866/14/ESEX por el delito de Violencia Familiar en contra de quien o quienes resulten responsables, tras presentar a los menores ante el Ministerio Público.
Hasta el momento una persona de nombre Lino González Espinoza, quien se identificó como padre de los menores, se ha presentado a declarar, asegurando que desconocía la situación de sus hijos y el motivo por el cuál eran violentados”.
Los menores de 5 y 3 años, se encuentran en el Hospital para el Niño Poblano a fin de ser valorados por el área pediátrica. Posteriormente ingresarán a la Casa de la Niñez, para que junto con su hermano mayor, reciban tratamiento psicológico por parte de especialistas, en lo que se resuelve su situación jurídica.