Menores de edad en juntas auxiliares han incrementado en un 50 por ciento el consumo de alcohol, drogas y sustancias prohibidas en las juntas auxiliares, el DIF de las capital ha rescatado de los vicios y reintegrado a la sociedad a 298 jovencitos que hoy podrán salir adelante, señaló Dinorah López de Gali, titular del organismo.
Según datos del Consejo Estatal Contra las Adicciones, el 80 por ciento de los problemas relacionados con drogas y alcoholismo se generan en la infancia. En los últimos 6 años se incrementó en un 50 por ciento más las personas adictas a sustancias ilegales, así como un 30 por ciento la cifra de quienes alguna vez la han consumido.
En lo que va del año, el DIF ha beneficiado a 19 mil 70 estudiantes a través de pláticas y talleres en contra del suicidio y de las adicciones, así lo dio a conocer la presidenta de dicho organismo, Dinorah López de Gali.
Previo al monólogo ¡Vive!, la funcionaria municipal exhortó a los jóvenes a no caer en las adicciones toda vez que muchas de ellas llevan a la muerte de manera irremediable.
“Las adicciones causan un daño irreparable que muchas veces trae a la muerte, por eso jóvenes los invito a que vivan sanamente y en su caso sumar esfuerzos para buscar el apoyo necesario para atender este problema”, dijo.
En el marco de la Semana Nacional del Adolescente, resaltó que se han ayudado a 298 jóvenes infractores a reincorporarse a la vida social, luego de ser atendidos por la dependencia a lo largo de este año.
En tanto, Carlos Lima, director del Consejo Estatal Contra las Adicciones, señaló que la prioridad es que desde niños se prevengan las adicciones, toda vez que el 80 por ciento de estas se generan en la infancia como es el consumo de drogas.
Sabemos que las enfermedades se empiezan a gestar en un 70 por ciento en la infancia o adolescencia, cuando hablamos en específico de consumo de drogas o problemas de salud mental, estamos hablando que esto se gesta en un 80 por ciento en la infancia, de ahí la necesidad e importancia de hacer eventos donde los jóvenes puedan tener otras alternativas para su vida, no necesariamente a través de la violencia o consumo de drogas, concluyó.