Lamentable que en el país se entreguen sin consideración Registros de Validez Oficial (Revoes) a las denominadas escuelas “patito”, que ofrecen en consecuencia programas deficientes en la carrera de Derecho, aseveró José Ramón Cossío Díaz, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
En su visita a nuestra ciudad para impartir una Cátedra en la Universidad Iberoamericana Puebla, el especialista reprobó esa medida que también, al concluir sus estudios los egresados reciben su título avalado por la Secretaría de Educación Pública.
Cossío Díaz manifestó que en el país existen 2 mil 200 instituciones educativas que ofrecen programas deficientes a los estudiantes de Derecho.
En este sentido, enfatizó que esta situación provoca que los egresados en su andar laboral no puedan enfrentar una realidad y por ende ponen en riesgo el patrimonio, la vida y la libertad de sus clientes.
“Es lamentable el hecho porque ponen en riesgo su vida, libertad y hasta patrimonio; y no solo eso ni siquiera hay una obligación del Estado para que actualicen sus conocimientos “, dijo.
De este modo, señaló que si hay mucha diferencia entre los estudiantes de Derecho que si estudiaron en escuelas que imparten buenos conocimientos de aquellos que toman programas deficientes.
Finalmente, el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación exhortó a los estudiantes de Derecho a que una vez terminados sus estudios, sigan actualizando sus conocimientos jurídicos, ya que éstos se modifican de manera constante.