Por Jesús Lemus/Puebla

El diputado local del PRI, Pablo Fernández del Campo, condenó la medida que aplicará el ayuntamiento de Puebla, para que en las vialidades del centro histórico se circule a solo 30 kilómetros por hora, de lo contrario los automovilistas serán infraccionados.
Así lo dijo después de que en los últimos días, se empiezan hacer visibles las señales en torno a los 30 kilómetros que deben circular todas las unidades motorizadas en el centro de Puebla.
Aunado a lo anterior, el también presidente de la comisión de Asuntos Metropolitanos del Poder Legislativo, consideró que la decisión del ayuntamiento se trata de una ocurrencia aislada.
Pablo Fernández del Campo mencionó que en la ciudad hay un total de mil 200 colonias, además de 2 millones de habitantes que viven en la zona conurbada de Puebla y que de manera diaria, enfrentan problemas de tráfico para trasladarse a diversos puntos.
Aunado a lo anterior, opinó que los 30 kilómetros en lugar de beneficiar a la población, vendría afectar más la movilidad de los ciudadanos que tienen que llevar a sus puntos de trabajo.
Puntualizó que debió aplicarse un estudio sobre la movilidad en las calles del centro, para conocer las condiciones en que circulan los automovilistas de la ciudad, principalmente en los tiempos de tráfico.
“Tienen que revisar el tema. Cómo explican que las principales vialidades se restringen a velocidades bajas, vamos abriendo la discusión del tema y que no sea una decisión unilateral el asunto de los 30 kilómetros”, puntualizó.