Dulce Gómez

La regidora y presidenta de la Comisión de  Deporte y Juventud, Karina Romero Alcalá, señaló que es necesario que la empresa encargada de la rehabilitación del Parque Benito Juárez se haga responsable de los daños que aparecieron en la pista de trote apenas unos días después de su inauguración, asimismo,  dejó en claro que la población también debe respetar el reglamento de cada uno de los espacios, principalmente parques.

En entrevista, la cabildante priista detalló que la firma debe hacerse responsable de los daños en la pista de trote y la población debe acatar el reglamento de cada uno de los espacios públicos que existen en la ciudad de Puebla, por ejemplo, evitar el uso de carriolas en dicha zona de corredores.  

Abundó que el Gobierno Municipal tiene que garantizar lugares dignos y viables para que la gente pueda practicar deporte.

Por lo anterior, no dudó que los integrantes de la comisión a su cargo soliciten un informe de la calidad de los materiales usados en la rehabilitación del Parque Juárez, ubicado en la zona de Dorada.

Recalcó que también es necesario que la presente gestión municipal deje la garantía al gobierno entrante de que todo lo que se construyó realmente sea de buena calidad y en beneficio para los poblanos.

“Que se revise el mantenimiento a los espacios públicos y en especial a las áreas deportivas. Desde el principio de la administración hemos venido tratando de qué manera vamos a entrarle al tema de mantenimiento que tengamos espacios que sean dignos para la gente y que la gente también cuide de estos espacios. Es importante establecer reglas y que las reglas sean muy claras en cuanto a cómo la gente tendría que ingresar y que estaría prohibido y muchas otras cosas que no tendrían que estar en estas pistas”, expuso.

Incluso recordó que lo mismo sucedió en la cancha de La Piedad, donde posterior a su inauguración el techo se cayó.

“Es necesario que la empresa se haga responsable de la calidad de los espacios porqie al final de cuentas son espacios muy nuevos y ellos tienen que responder. Lo mismo nos pasó en La Piedad, donde el lugar era nuevo y en el primer movimiento se empezó a caer el techo, exigimos a la empresa que se hiciera responsable y ellos pagaran el gasto”, añadió.