Por Jesús Lemus/Puebla

 

Luego de ser altamente cuestionado por el presunto fraude electoral de 2018, Jacinto Herrera Serrallonga, anunció su renuncia a la presidencia del Instituto Electoral del Estado (IEE), después de siete años.

 

Fue a través de un comunicado de prensa, donde explicó que por motivos personales renunció a esta posición que obtuvo gracias a la designación del Instituto Nacional Electoral (INE).

 

A través del comunicado, dijo que dejó una institución consolidada y capaz de enfrentar los futuros procesos comiciales que lleguen a registrarse en la entidad poblana.

 

“Estoy convencido de que todos los consejeros, al igual que todo el personal del Instituto, en los dos procesos electorales que me tocó dirigir, actúa siempre con rectitud y apegado a los principios democráticos. Aquellas elecciones dejaron un conjunto de lesiones que permitirán organizar elecciones de mejor calidad para futuros procesos electorales”.

 

Actualmente Jacinto Herrera Serrallonga tiene un proceso de investigación abierto ante el INE, por el presunto fraude electoral que se vivió en 2018, que impidió al bloque de Juntos Haremos Historia, ganar el gobierno del estado de Puebla.

 

El tema del presunto fraude llegó hasta el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), donde se documentó mediante las cámaras de vigilancia que el IEE no garantizó la cadena de custodia de los paquetes electorales, que por eso existían las condiciones de repetir las votaciones de 1 de julio de 2018.