Por Jesús Lemus/Puebla

El nuevo Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN, encabezado por Jesús Giles Carmona y Martha Erika Alonso Hidalgo, se pronunciaron por una renovación profunda del partido, dejando en claro que jamás serán una dirigencia de escritorio.
Así lo dijeron después de la toma de protesta como presidente y secretaria general del PAN de Puebla, que estuvo a cargo del dirigente nacional de esta fuerza política, Ricardo Anaya Cortés.
De esta manera, la secretaria general del albiazul, Martha Erika Alonso Hidalgo, enfatizó la importancia de continuar recorriendo el estado, para demostrar a la militancia que no están solos en la construcción de un mejor futuro para Puebla.
Reiteró que la dirigencia estatal que culminará funciones en 2018, no será de escritorio y; por tanto, una obligación es reforzar los comités municipales del albiazul en el territorio poblano.
“No estamos solos y juntos lucharemos en la trinchera que estamos para lograr un partido fortalecido, les garantizamos que no seremos una dirigencia de escritorio”.
Por su parte, el nuevo dirigente estatal del PAN, Jesús Giles Carmona, mencionó que esta fuerza política será de puertas abiertas, donde no existirá la exclusión de los militantes.
Mencionó que de cara al 2016, urge una renovación profunda de Acción Nacional, dejando en claro que la única manera de alcanzar la meta, es garantizando la unidad de toda la militancia.
Ya en la entrevista, Giles Carmona evadió confirmar si existe la denuncia en contra de su antecesor Rafael Micalco Méndez, quien supuestamente es acusado de saquear las oficinas del PAN estatal.
Solo mencionó que la mañana de este jueves, firmó la entrega-recepción de la dirigencias estatales saliente y entrante; por tanto, en próximos días hará un análisis de toda la información que existe en el partido.