Dulce Gómez

El titular de la Tesorería Municipal, Héctor Arrona Urrea, informó que la camioneta oficial, que en su momento usó el alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, no ha podido ser vendida y por ello su precio de 700 mil pesos ya sufrió dos descuentos del 10 por ciento.

Ayer, el funcionario municipal precisó que recientemente la segunda subasta pública resultó desierta y adelantó que será en breve cuando se emita una tercera oportunidad de venta.

En este contexto, Arrona Urrea admitió que el costo del vehículo es elevado, empero argumentó que el automotor tiene un aditamento especial que trae el automóvil, en este caso “un asiento corrido en la parte de atrás”.

“Tenemos una convocatoria subasta. La normatividad lo que nos dice es que tiene que se subasta pública, subastamos dos veces y se tuvo que declarar desierta, desafortunadamente porque no hubo respuesta”, externó.

Dijo que “desgraciadamente” el libro azul está “muy castigado” y muchos compradores quieren el mismo precio que observan en dicho catálogo de precios de autos usados.

“Las bases de la subasta realizadas en un avalúo fueron por arriba de los 700 mil pesos. La normatividad lo que nos dice es que si no hay ofertas, la siguiente vez se vuelve a convocar entonces establecemos un 10 por ciento de descuento adicional”, acotó.