El dirigente estatal del PRI, Pablo Fernández del Campo, aprovechó la presentación de Iván Galindo Castillejos, como coordinador de los regidores del partido en el próximo ayuntamiento, para afirmar que la pobreza, seguridad y desarrollo social, son los pendientes que dejará el edil saliente, Eduardo Rivera Pérez.
En rueda de prensa, dijo que su partido aprovechará los errores de la administración municipal para recuperar la confianza de los ciudadanos de cara a futuros procesos electorales.
Respecto si ve a Eduardo Rivera Pérez como un posible adversario político, Fernández del Campo indicó que el Revolucionario Institucional está enfocado en sus actividades y no se distrae en lo que hacen otros personajes.
“Los priistas trabajamos de manera unificada para ser una alternativa real de todos los poblanos. Tenemos muchísimas necesidades que algunas cosas no se cumplieron en la actual administración”.
Por su parte, el regidor electo del PRI, Iván Galindo Castillejos, afirmó que tendrán una postura crítica a las decisiones que se tomen en la próxima administración a cargo de Antonio Gali Fayad.
Indicó que los regidores del tricolor impulsarán seis ejes de su agenda: Participación social; austeridad presupuestal; combate a pobreza urbana y apoyo a infraestructura; seguridad pública; desarrollo de la cultura e institucional.