+ A la fecha hay un registro de 23 mil especies endémicas en México; 10 mil reconocidas por sus propiedades medicinales y 500 de uso farmacéutico

Tras señalar que el inventario de especies endémicas en México aún no se concluye, Maricela Rodríguez Acosta, directora del Herbario y Jardín Botánico de la BUAP, informó que a la fecha hay un registro de 23 mil especies, de las cuales 10 mil son reconocidas por sus propiedades medicinales y 500 de uso farmacéutico. Sin embargo, advirtió que nuestro país podría perder estos recursos, debido a la ausencia de una regulación en su comercialización y consumo.

Al coordinar la mesa de trabajo Plantas Medicinales y su participación en el desarrollo económico de diferentes regiones de Latinoamérica, durante el XXXVIII Congreso Internacional de Americanística, en la cual se presentaron investigaciones sobre los recursos vegetales de América Latina y su impacto económico, afirmó que México es el país que menos gana con la exportación de su herbolaria a países como Alemania. Para que haya un impacto económico, dijo, es necesario concluir este inventario que la Secretaría de Salud solicitó tras el intento de incluir alternativas medicinales en las instituciones de salud pública e iniciar la comercialización de especies procesadas, principalmente a Estados Unidos, demandante número uno de sustancias ricas en propiedades regenerativas y farmacéuticas.

Con la participación de Etelvina Gándara Zamorano y Maricela Rodríguez, del Herbario y Jardín Botánico de la BUAP; así como de Salomón Assad Hernández, Gabriel Guerrero Luna y Alan Carrasco Carballo, del posgrado en Ciencias Químicas, la mesa de trabajo número diecisiete del Congreso Internacional de Americanística ofreció un enfoque diferente sobre el territorio latinoamericano, al destacar la relación entre recursos vegetales, usos medicinales, competencia económica y seguridad social, como ejes transversales que impactan de manera decisiva el rumbo de las naciones del continente.

Assad Hernández, con su exposición Quercus rugosa como fuente de antioxidantes, compartió sus resultados acerca de los compuestos fenólicos que la bellota de encino (Quercus rugosa) ofrece, destacando que el procesamiento de ésta es potencial para su comercialización en productos alimenticios y de la industria cosmetóloga.

Por su parte, Alan Carrasco habló de la comercialización de la granada como opción antioxidante y las posibilidades económicas que la Granada paseo, producida en Puebla, ofrece a la comunidad, al venderse en presentación de helado, mermelada y jugo, conservando este último la mayor cantidad de compuestos fenólicos.

En la exposición Leucophyllum pringlei y su uso potencial farmacéutico como analgésico y antidiabético se trató sobre la importancia de rastrear la ubicación y el uso de las plantas. En cuanto a su objeto de estudio, la investigadora Etelvina Gándara destacó que la especie endémica de la Mixteca, también conocida como romerillo del monte, se ha utilizado durante mucho tiempo para dolores de estómago y de cabeza, así como para baños. Este conocimiento le llevó a investigar las propiedades analgésicas de la especie.

Como dato curioso, compartió que el 60 por ciento del territorio mexicano está representado por desiertos y es precisamente en este ecosistema donde el barbasco utilizado para píldoras anticonceptivas y la hiosciamina para la buscapina, tienen gran extensión, lo mismo que Leucophyllum, su objeto de estudio.

Guerrero Luna expuso algunas de las reformas en el área de la salud, desde 1978 tras la declaración de la World Health Assambly, acerca de la salud como derecho universal. También habló sobre el desplazamiento que especies endémicas como el maíz sufren en el campo mexicano, respecto a especies como los arándanos, las fresas y frambuesas, que cada vez ocupan mayores hectáreas por su valoración en el mercado como opciones antioxidantes.

El XXXVIII Congreso Internacional Americanística concluye este domingo 13 de noviembre, el programa detallado está disponible e