Por Jesús Lemus/Puebla

Las pruebas toxicológicas, investigaciones para deslindar algún vínculo con la delincuencia organizada, además de las declaraciones patrimonial, fiscal y de intereses, son reglas que darán certeza a los poblanos sobre el candidato del PRI que competirá por Casa Puebla en 2016.
Así lo manifestó el aspirante al gobierno del estado, Enrique Doger Guerrero, quien aclaró que no tendría ningún problema en cumplir todas estas reglas en dado caso de convertirse en el abanderado del instituto tricolor.
Insistió que todos los priistas tienen posibilidades de obtener la candidatura al gobierno del estado de Puebla, pero deben entender, dijo, que unos tienen mejor preferencia que otros ante los votantes, quienes elegirán al nuevo mandatario estatal.
Por otra parte, confió que el Organismo Público Local Electoral (OPLE) se conduzca con la imparcialidad correspondiente en la organización de las votaciones de 2016, cuando se elegirá a un gobernador de año con 8 meses.
Consideró que si bien existen criticas del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI hacia el OPLE, los consejeros electorales están obligados en demostrar que su transformación como institución no fue equivocada.