Con el registro de casi 6 mil 500 estudiantes de nuevo ingreso, este miércoles iniciaron las inscripciones del nivel profesional del Proceso de Admisión BUAP 2016, las cuales concluirán el próximo viernes. En esta labor, participaron 350 monitores –estudiantes capacitados por la Institución- y alrededor de 60 trabajadores de la Dirección de Administración Escolar (DAE), en un trabajo de logística eficiente y de acuerdo con la norma institucional, para brindar a los nuevos universitarios un trato como el que se merecen, subrayó su titular, Omar Aguirre Ibarra.
En el Polideportivo “Ignacio Manuel Altamirano”, en Ciudad Universitaria, se dieron cita los candidatos a inscripción cuya letra inicial de su apellido paterno va de la A a la I; el resto hará lo propio los días 28 y 29 de julio, con base en la convocatoria. En estos tres días de inscripción se atenderán a más de 18 mil universitarios de nuevo ingreso de licenciatura; de éstos, más de 14 mil iniciarán clases el 8 de agosto y alrededor de 3 mil 670 comenzarán sus cursos en enero próximo.
En este año, la oferta educativa de la Máxima Casa de Estudios de Puebla está conformada por 84 opciones profesionales -entre éstas, cinco licenciaturas de nueva creación-, así como nueve preparatorias y 10 extensiones regionales. Las nuevas carreras son las ingenierías en Automatización y Autotrónica, en Sistemas y Tecnologías de la Información Industrial y en Procesos y Gestión Industrial, que se impartirán en San José Chiapa; mientras que en el Área de la Salud se ofertarán la Licenciatura en Ciencia Forense y Profesional Asociado en Urgencias Médicas.

Don Javier, un abogado para los pobres
Francisco Javier Irigoyen Reyes finalmente cumplirá el sueño de convertirse en abogado. Con 69 años de edad, es el segundo estudiante más longevo en el Proceso de Admisión BUAP 2016. Como el resto de los aceptados en alguna de las licenciaturas de la Institución, con sus documentos bajo el brazo acudió al Polideportivo “Ignacio Manuel Altamirano” durante el primer día de inscripciones del nivel profesional, en el que la DAE atendió un promedio de 6 mil 500 aspirantes.
Con un genuino gesto de alegría en su rostro, recordó la emoción que vivió al verse en la lista de aceptados. “¡Ay, ay, ay! Sentí bonito”. Inmediatamente comunicó la noticia a su esposa y tres hijos, quienes le reconocieron su logro y lo felicitaron por su entusiasmo: “ser un abogado para los pobres”, comentó sonriente el originario de Durango, quien con lágrimas en los ojos advirtió poner su empeño para terminar la Licenciatura en Derecho, dándole todo el tiempo que este sueño le exija.
Su testimonio es uno de los felices casos de aquellos que buscan su desarrollo personal, a través de la formación profesional. Durante el primer día de inscripciones, miles de ellos desfilaron con entusiasmo y nerviosismo para ser parte de la BUAP. Ahí, 350 monitores y 60 colaboradores de la DAE atendieron a aproximadamente 6 mil 500 aspirantes y esperan recibir un igual número durante los dos días restantes (28 y 29 de julio).
“Me enteré del proceso de admisión a dos días que éste terminara. Busqué mis documentos y me inscribí al día siguiente, un viernes”, recuerda don Francisco, quien tras preguntársele el porqué de su resolución de elegir estudiar Derecho a estas alturas de su vida, respondió con simpleza: “Porque estudiar es bueno y porque desde siempre he querido estudiar leyes”. Irigoyen Reyes es Ingeniero en Mecánica, su interés ya no es obtener ingresos económicos, sólo ayudar a los pobres.