• La mayoría de las agresiones ocurren en el interior del estado y sobre todo en la región del Triángulo Rojo y Texmelucan.

Odilón Larios Nava. – De acuerdo con el Colectivo Nacional Alerta Temprana de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, en lo que va del 2018 se tiene registradas en Puebla 16 agresiones contra periodistas y luchadores sociales.
El mismo colectivo informó que la situación para los comunicadores en otros estados del país es muy crítica, tanto que en Puebla hay cinco periodistas desplazados, quienes proceden de estados como Michoacán, Veracruz y Tamaulipas, así lo dio a conocer Claudia Martínez, directora del colectivo, todos ellos tuvieron algún tipo de persecución o amenaza.
Esta violencia y la falta de justicia en los crímenes contra estos dos sectores, el Colectivo llevó a cabo un mitin a las afueras de las instalaciones de la Delegación Procuraduría General de la República (PGR) en Puebla. para exigir a las autoridades justicia con relación a los crímenes que se han cometido contra comunicadores y luchadores sociales.
Una exigencia especial fue el esclarecimiento del asesinato de la fotorreportera María del Sol Cruz Jarquín, ocurrido en Oaxaca durante este fin de semana, así como los otros siete periodistas ejecutados en el país en lo que va del año en curso.
Los comunicadores asesinados en lo que va del año son: José Gerardo Martínez, ultimado el 5 de enero en la Ciudad de México, Carlos Domínguez asesinado en Nuevo Laredo el 13 de enero, Pedro Damián Gómez Bonifaz ejecutado en Tijuana el 14 de febrero, Leobardo Vásquez Atzin, en Veracruz el pasado 21 de marzo, Juan Carlos Huerta Gutiérrez en Tabasco, Alicia Díaz González en Monterrey y Héctor González Antonio en Tamaulipas, ocurridos en el mes de mayo, y el reciente 2 de junio, de María del Sol Cruz Jarquín en Oaxaca.
Claudia Martínez resaltó que el mayor número de agresiones a periodistas, en Puebla se da en el interior del estado, sobre todo en la zona del Triángulo Rojo y Texmelucan, en donde imperan las bandas dedicadas al robo de hidrocarburo. La mayoría de las agresiones son amenazas y agravios laborales.
Entre las agresiones a periodistas destacan la ocurrida el 31 de mayo a la radio comunitaria Xalli ubicada en Palmar de Bravo, en donde según indicó Hilario Cruz, sujetos armados a bordo de una motocicleta hicieron detonaciones contra la fachada de la radio comunitaria en afán intimidatorio, esto después de haber dado a conocer información sobre algunos proyectos que grandes empresas tienen proyectados en aquella región.
La directora del Colectivo repudió y exigió justicia por los asesinatos de Manuel Gaspar Rodríguez, en Cuetzalan y Adrián Tilihuit en Zacapoaxtla, quienes eran opositores a las hidroeléctricas y proyectos energéticos en la Sierra Norte de Puebla.
El Colectivo Nacional Alerta Temprana de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, estuvo manifestándose de manera pacífica durante un espacio de poco más de una hora luego de lo cual se retiraron del lugar.