El trabajo de Alejandro Armenta Mier y Blanca Alcalá Ruiz será fundamental para ganar la gubernatura en el 2016 y en 2018, subrayó la regidora del PRI, Karina Romero Alcalá, al precisar también que los priistas no deben cantar victoria ante el reciente triunfo federal.

Pese a que el PRI obtuvo mayoría en la jornada para la selección de diputados federales, la regidora consideró que es momento de trabajar, unificarse y no adelantarse a escenarios futuros.

En entrevista, fue cuestionada si los resultados que obtuvo Armenta lo colocan como candidato natural a la minigubernatura y abre el camino a la senadora para la “grande”, señaló que ambos pueden ser los abanderados pero esto lo debe decidir el partido a nivel nacional.

“El trabajo de los dos va a ser importante para la mini y la gubernatura pero a nivel nacional se debe elegir a los mejores candidatos para la grande. Estoy segura que los dos van a trabajar por los poblanos”.

A la hija de la senadora se le insistió si Blanca Alcalá buscará esta posición, a lo cual respondió: “le interesa ser gobernadora y por un plazo largo”.