Por Jesús Lemus/Puebla

El líder del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Jorge Estefan Chidiac, urgió al gobierno del estado de Puebla un “manotazo” frontal para combatir los problemas de inseguridad que se viven en el territorio poblano.
Así lo declaró después de conocerse el asesinato del priista y actual presidente municipal de Huehuetlan El Grande, José Santamaría Zavala, la madrugada de este martes.
En este sentido, exhortó al titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), Diódoro Carrasco Altamirano, a reforzar las medidas de seguridad en diversos puntos del estado que se caracterizan por diversos conflictos sociales.
Ejemplificó el caso de Chautla de Tapia, donde la presidencia municipal se encuentra tomada desde hace 15 días, a raíz de la inconformidad de los habitantes con el alcalde de quien no ha cumplido con sus proyectos de trabajo al frente de varias comunidades.
Dijo que el robo de hidrocarburo, es otro asunto que debe atender el gobierno del estado en conjunto con otras autoridades, a fin de recuperar la tranquilidad de los ciudadanos que habitan en los municipios donde circulan los ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX).
Aclaró que esta problemática de los chupaductos, no sólo compete al gobierno federal, sino a otras áreas de gobierno que deben diseñar políticas para disminuir el robo de este combustible, principalmente en el Triángulo Rojo que alberga a más cinco municipios.
“Hago un llamado al titular de la Secretaría General de Gobierno para que de un manotazo en el combate a la inseguridad, hay que tomar el toro por los cuernos para evitar que los problemas sociales crezcan en los diversos puntos del estado de Puebla”.