Arribo de 500 elementos de la Policía Militar para reforzar la seguridad y continuar operativos para el combate frontal al robo de combustible, confirmó el gobernador Tony Gali y aseveró que atacará de raíz la explotación de menores que son utilizados como “halcones”.

El mandatario estatal agradeció el respaldo del secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, para frenar el flagelo que ocasionan los huachicoleros en la zona conocida como el “Triangulo Rojo” que abarca municipios como Quecholac, Palmar de Bravo, Acatzingo, Tepeaca y Atzizitla y Tochtepec.

Gali Fayad expuso que el gobierno continuará a labor de seguridad en todo el Estado, pero sin lugar a dudas en estos momentos y ante los acontecimiento del pasado fin de semana, es necesario reforzar la zona que se ha vuelto vulnerable al robo de combustible.

Sobre el uso menores de edad para avisar la presencia de policías e informar a los huachicoleros sobre operativos, el gobernador indicó que se llevarán a grupos de pedagogos para reforzar las tareas en las aulas y tratar de ahuyentar al crimen organizado dentro de los planteles.

Informó que la zona militar también realiza un trabajo intenso para concientizar a los padres de familia, maestros y alumnos en la prevención del delito y lo mas importante informales de la gravedad que implica involucrarse en el robo de combustible.

“Esos patrones de conducta que repiten muchos jóvenes, es por cuestiones de redes, influencia de televisión pero se va a atacar de raíz”, sentenció el mandatario estatal .